31 de marzo de 2004

¿Por qué no todos podemos ir a Sala Plena?

Crece la indignación ante los rumores (que cada minuto dejan un poquito de ser rumores para aproximarse a una dura realidad) de que la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia, con ponencia de Rosa Mármol León, dictará libertad absoluta para el alcalde Henrique Capriles Radonsky, en una medida que permitirá que cualquier persona, en el futuro, pueda allanar embajadas en territorio venezolano en búsqueda de sus enemigos políticos sin temor al derecho nacional o internacional.

El problema es que a Capriles Radonsky no lo mandaron a poner preso por sus creencias políticas o porque fuera antichavista; lo hacen porque él desacató tres llamados a ir a la Fiscalía a declarar... en otras palabras, ¡un crimen común! Además, toda Venezuela fue testigo cuando él penetró a una embajada asediada, sin luz, teléfono ni agua, para pedir que le dejaran inspeccionarla y sólo entonces retiraría a los manifestantes... un vulgar chantaje, pues todos sabemos que si el acoso hubiera sido de chavistas contra la Embajada de los Estados Unidos, hubieran sido reprimidos en cuestión de minutos con perdigones, lacrimógenas y plomo.

Sala Plena para un Crimen común
Si ahora la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia se dedica a resolver crímenes comunes, ¿qué impide que cualquier persona que haya cometido delitos menores acuda a ella en búsqueda de justicia? ¿O es que sólo pueden ir a ella quienes tengan apellidos importantes?

¿Puede ir a Sala Plena el muchacho que va preso por robarse un trozo de pan? ¿Puede ir la mujer que vive en lo más alto de un cerro y trabaja de secretaria ganando sueldo mínimo, quien decidió clavarle unas tijeras en las entrañas a su marido para escaparse de él, cansada de que éste todas las noches la golpeara a ella y a su hijo?

¿Podemos incluir en la Ley del TSJ que los diputados ocasionalmente discuten, que la Sala Plena puede y debe avocarse a revisar cada uno de los expedientes de las decenas de miles de presos que tenemos en nuestras cárceles, así como se hizo con Capriles Radonsky?

La indignación crece, y crecerá más y más, sobre todo cuando Sala Plena dicte su sentencia, y los imberbes de la oposición comiencen con su corneteo a celebrar su "victoria". Porque cada "victoria" de la oposición es una victoria de la injusticia, y es una gota más de indignación que, lejos de desanimarnos, nos empujará a luchar aún más, a buscar más aliados, a crecer en esta lucha.

Porque ya la lucha no es contra Carmona, Ortega o Pedro Soto --que casualidad, todos se asilaron en embajadas, y todos lograron salir sin ser asediados--. La lucha ya es contra aquellos que premian las injusticias con una botella de whisky 18 años, y contra aquellos que creen que la impunidad se compra con un puñado de billetes.

A tal respecto, y como sé que yo suelo ser muy aburrido y monótono cuando escribo, quiero compartir con ustedes un escrito que envió el amigo Martín Guedez a la lista de los Robertos, que realmente conmovió a todos los lectores de dicha lista cuando expresábamos nuestra impotencia ante la nueva medida que la Sala Plena dictará en cuestión de horas. Luego, un poema de Benedetti.

El niño que estuvo siete años preso


Comparto esa arrechera que debes tener.

Por eso mismo es que debemos profundizar al proceso o la contra nos arrasará. Hace años, estuve trabajando con el Monseñor Mario Moronta en la revisión de expedientes de miles de presos. Todavía conservo en mi corazón las lágrimas de Mario, cuando nos topamos con un expediente de un muchacho que había sido ingresado al Retén de los Flores de Catia, siete años antes, siendo apenas un niño.

En esos siete años fue violado y violó, lo chuzaron y chuzó, perdió casi todo vestigio de ser humano en esa molienda inclemente que era aquel recinto. Pues bien, tomamos su nombre y preguntamos qué tribunal tenía su expediente y nadie lo sabía. Recorrimos los distintos tribunales y por fin una secretaria encontró una carpeta, roída, arrugada y molida, --como el alma de aquel muchacho-- y nos dijo, con bastante emoción:

-¡Aquí está!

Abrió la carpeta y allí estaba la boleta de excarcelación, fechada siete años antes, que nadie había llevado al Retén de Los Flores.
¿Han cambiado las cosas?, en lo meramente formal sí, pero en la realidad... ¿han cambiado las cosas? Sabemos tú, nosotros y yo, que no. Es por eso, hermano Luigino, que somos revolucionarios. Es por eso que estamos en esto. Porque seguimos -como decía el Che- espoleando el duro costillar de Rocinante, hasta lograr que algún día el viejo jamelgo se ponga a la altura de los sueños.

¿Que este niño bien de alma mal, tenga acceso directo a la Sala Plena?

¿Que tú puedas apresar un Presidente y pasar a la historia procesal como alguien "preñado de buenas intenciones"?

¿Que puedas ordenar la ejecución de decenas de criaturas en Puente Llaguno y seguir siendo un Señor?

¿Que se maten miles de niños y mujeres en Bagdad y a eso se llame libertad duradera?

¿Que se tiren dos bombas atómicas sobre dos ciudades llenas de civiles y llevarse por delante más de setecientas mil personas y clasificar el hecho como economía de guerra necesaria, como lo calificó el Sr. Truman?,

Y por último, ¿que tú, nosotros y yo cometamos la más leve violación al estado de derecho, así sea en estado de extrema necesidad, y vayamos presos? Esa es la razón de nuestras luchas.

¡Qué riñones! ¿no?, pero no hay problema. Podrán quitarnos los derechos, podrán atropellar nuestra ciudadanía, pero nunca podrán rozar siquiera nuestra dignidad. O como dijo Miguel de Unamuno al general Millán Astray: ¡Lléveme general! pero sepa que vencereis pero no convencereis, porque para vencer sólo es necesaria la fuerza y esa os sobra, y para convencer la razón y esa no la teneis.

Hombre preso que mira a su hijo



Cuando era como vos me enseñaron los viejos
y tambien las maestras bondadosas y miopes
que libertad o muerte era una redundancia
a quen se le ocurría en un país
donde los presidentes andaban sin capangas
que la patria o la tumba era otro pleonasmo
ya que la patria funcionaba bien
en las canchas y en los pastoreos
realmente botija no sabían un corno
pobrecitos creían que libertad
era tan solo una palabra aguda
que muerte era tan solo grave o llana
y cárceles por suerte una palabra esdrújula
olvidaban poner el acento en el hombre
la culpa no era exactamente de ellos
sino de otros más duros y siniestros
y éstos sí
como nos ensartaron
en la limpia república verbal
cómo idealizaron
la vidurria de vacas y estancieros
y cómo no vendieron un ejército
que tomaba su mate en los cuarteles
uno no siempre hace lo que quiere
uno no siempre puede
por eso estoy aquí
mirándote y echándote
de menos
por eso es que no puedo despeinarte el jopo
ni ayudarte con la tabla del nueve
ni acribillarte a pelotazos
vos ya sabés que tuve que elegir otros juegos
y que los jugué en serio
y jugué por ejemplo a los ladrones
y los ladrones eran policías
y jugué por ejemplo a la escondida
y si te descubrían te mataban
y jugué a la mancha
y era de sangre
botija aunque tengas pocos años
creo que hay que decirte la verdad
para que no la olvides
por eso no te oculto que me dieron picana
que casi me revientan los riñones
todas estas llagas hinchazones y heridas
que tus ojos redondos
miran hipnotizados
son durísimos golpes
son botas en la cara
demasiado dolor para que te lo oculte
demasiado suplicio para que se me borre
pero también es bueno que conozcas
que tu viejo calló
o puteó como un loco
que es una linda forma de callar
que tu viejo olvidó todos los números
(por eso no podría ayudarte en las tablas)
y por lo tanto todos los teléfonos
y las calles y el color de los ojos
y los cabellos y las cicatrices
y en qué esquina
qué bar
qué parada
qué casa
y acordarse de vos
de tu carita
lo ayudaba a callar
una cosa es morirse de dolor
y otra cosa morirse de vergüenza
por eso ahora
me podés preguntar
y sobre todo
puedo yo responder
uno no siempre hace lo que quiere
pero tiene el derecho de no hacer
lo que no quiere
llorá nomás botija
son macanas
que los hombres no lloran
aquí lloramos todos
gritamos berreamos moqueamos chillamos
maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse
llorá
pero no olvides.


Mario Benedetti




28 de marzo de 2004

Agradables sorpresas

A pesar de mi aprecio por Ernesto Cardenal y de los excelentes versos recitados por los otros poetas el sábado en la noche, el único día que asistí al Festival Mundial de Poesía, sólo hubo un poeta al que recordaré por largo tiempo. A continuación, uno de los mejores poemas de la noche.

Las vidas comunicantes
fue a trabajar con sabor a malanoche
el jefe lo trató como a comunista y negro
se comió un sandwich de jamón flaquísimo
volvió a la oficina cárcel o perrera
habló de qué para qué con quiénes
escribió las mismas cartas de ayer para algún día
fue al banco a mendigar un saco dos meses medicinas
lo maltrataron en los transportes públicos
y avanzó a pie bajo la lluvia espesa
pero ella lo llamó en la noche y le leyó lo escrito
"fue al trabajo maltrabajado por la malanoche
recibió en la cara jazos de su jefe
se comió un sandwich de huecos y vacío
volvió buey involuntario al materreses
habló de todo y nada con uno y con ninguno
escribió cartas de otro para otros otros
en el banco lo trataron como al tercer mundo
en los transportes públicos nadie habla con alguien
cruzó esta noche la vida bajo la lluvia llena
y preparó la fiesta de la carne doble
(esto es también autentiúnica dura verdad de poesía)"
entonces él supo que siempre había sido
un pocoautor de todos sus poemas.

*

hizo la cama que revolvió la noche
lavó las tazas del desayuno flaco
pasó el aspirador de un trapo por la casa
lavó la camisa las medias los pañuelos
preparó el almuerzo para sobremorir la tarde
lavó los platos los cubiertos inservibles
cosió botones en los pantalones lánguidos
hizo tiempo para hacer compras para hacer comida
y lavó las cacerolas de lo ya vivido
per él la llamó en la noche y l leyó lo escrito
"rehizo la cama que deshizo la noche
lavó en las tazas los sorbos los bostezos
aspiró el polvo de las cosas de la casa
lavó el olor de ambosdós pegado a su camisa
¿fue reina una mañana siquiera en la cocina?
prolongó en la mesa los plazos cotidianos
lavó en las cacerolas los restos de futuro
le puso unos botones a falta de monedas
fue a la carnicería iglesia limpia
y preparó la doble fiesta de la carne
(esto es también únicauténtica verdadura de poesía)"
entonces ella supo que siempre había sido
un pocoautora de todos sus poemas.

Jorge Enrique Adoum

23 de marzo de 2004

Chávez ordena matar a líder de la oposición

Un domingo cualquiera en Caracas, Venezuela.

Néstor González González, conocido líder opositor acusado por el gobierno bolivariano de dirigir acciones terroristas en la capital de Venezuela durante el año 2003 (incluyendo las explosiones en una oficina de la embajada de España, en el Consulado de Colombia, en un edificio en Plaza Venezuela donde se reúnen observadores internacionales, y en la sede del ente regulador de telecomunicaciones venezolano) salía feliz de la Iglesia de la Chiquinquirá, ubicada en una zona del este de Caracas.

Varias señoras afectas a la oposición lo saludaban felices. Para ellas, el general retirado no era un terrorista, sino el líder de un movimiento cívico-militar que intentó el año pasado desenvocar el derrocamiento del Presidente venezolano, a quien ellas culpan por los problemas del país. Lo besaban en las mejillas mientras él, sonriente, las tomaba de las manos. Varias personas más esperaban a su alrededor, prestas para saludar al conocido militar.

Inesperadamente, el ruido de tres helicópteros artillados rompe el trepidante sonido de las campanas del templo católico. Cada uno de ellos se sitúa de tal forma que los tres rodean a la vistosa iglesia por completo, dejando al ex militar sin posibilidades de escapar.

"Objetivo asegurado. Espero órdenes, cambio", comunica uno de los pilotos a la base al tiempo que apunta la carga contra las personas que salen del templo. Sólo una de ellas es su objetivo. Las demás que inevitablemente fallecerán, se convertirán en "daños colaterales".

"El Presidente autoriza la operación", le responden desde la Báse Aérea "Generalísimo Francisco de Miranda". "Autorizado para disparar, cambio y fuera."

Pronto, un primer cohete aire-tierra impacta a sólo dos metros del general retirado, despedazándolo sin darle la oportunidad siquiera de pedirle a las ancianas que se alejen de allí. Dos cohetes más impactan a pocos metros, fulminando la vida de nueve personas, incluyendo a las ancianas y a los guardaespaldas del general retirado. Decenas más resultan heridas, incluyendo a varios niños que estaban cerca de los vitrales de la iglesia cuando estos fueron despedazados por la onda expansiva de uno de los cohetes.

Horas más tarde, el Presidente Chávez anuncia en cadena de radio y televisión el "éxito" de la operación. "Este es un claro mensaje para el resto de los terroristas de la oposición venezolana", decía. No confesaba, sin embargo, que varios de sus ministros se opusieron rotundamente a la operación.

"González González era un architerrorista que planeó ataques terroristas que desenvocaron en el paro de 2002. La guerra contra el terrorismo no ha finalizado. Continuará día tras día, en todas partes", aseguró Chávez.

Inexplicable para la oposición fue la postura de la comunidad internacional.

"Estamos profundamente consternados por el incidente de esta mañana en Caracas", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan. El Departamento de Estado dijo que el asesinato acrecienta las tensiones y que dificultará que se logre la paz entre chavismo y oposición. Pero el portavoz Richard Boucher no condenó directamente a Chávez por el ataque contra el líder de los militares de Altamira. Sólo pidió "calma y moderación" a todos.

La Unión Europea también emitió un comunicado donde "se opone de manera consistente a los asesinatos extrajudiciales" así como "repetidamente condenó las atrocidades terroristas cometidas por González González". Pero no anunció mayores acciones al respecto.

Unos pocos diputados del chavismo salieron a repudiar la acción. Pero la mayoría de los chavistas salieron a las calles a festejar el asesinato, mientras que la oposición se preparaba a vengar las acciones. No le quedaba otra. Estaba minimizada. Nadie en la comunidad internacional los ayudaba.

¿Ficción?


Dependiendo de su tendencia política, sus reacciones tras leer este relato ficticio debieron ser muy variadas.

No dudo que a cualquier oposicionista radical le haya explotado una úlcera luego de leer este escrito. "¿Será esto lo que nos espera con el Macaco en el poder?", se preguntará. "Total, ¡ese asesino es capaz de todo!" Y seguro saldrá a la calle a quemar cauchos.

Quienes siguen al Presidente Chávez y han sido testigos de su actuación el 13 y 14 de abril de 2002, durante el "golpecito" del TSJ en agosto de ese mismo año y luego, durante el paro de diciembre y enero, de seguro supieron en el tercer párrafo que este relato es producto de la imaginación de alguien.

Ello porque estamos convencidos de que Chávez, por sobre todo, es un humanista.

Los seguidores del Presidente Chávez más bien vivimos indignados tras el escape del dictador Pedro Carmona Estanga, de Carlos Ortega y Carlos Fernández --líderes del paro de 2002--, de varios militares de Altamira y de tantos otros líderes de la oposición, ello porque el gobierno no intentó detenerlos o reprimirlos con los métodos que se usaban en el pasado. Sabemos que Chávez en todo momento se ha apegado a la Constitución y las leyes, e incluso durante el paro, cuando tuvo todas las excusas para suspender las garantías y decretar estado de excepción, no lo hizo.

Quienes conocemos a Estados Unidos sabemos además que dicho país no se quedaría en decir "estamos profundamente consternados" si Chávez hiciera algo parecido a lo narrado. ¡No sólo nos caería encima la Carta Democrática, sino los marines de infantería!

Y quienes conocemos al pueblo venezolano sabemos que los chavistas no saldrían a celebrar un acto tan abobinable como este. Los diputados chavistas, en su enorme mayoría, tampoco lo apoyarían; mostrarían su rechazo inmediato, al igual que los ministros de Chávez.

Palestina


Este relato en realidad fue un hecho de la vida real, pero fue obtenido sustituyendo algunos nombres y lugares. El asesinado no fue González González, sino el jeque Ahmed Yassin, líder y fundador del movimiento radical palestino Hamas, movimiento responsable de la muerte de centenares de civiles israelíes. Pero los líderes de esos israelíes han sido responsables, durante décadas, de decenas de crímenes contra el pueblo palestino, incluyendo el asesinato de miles de ellos.

El asesino fue Ariel Sharon; presidente, pero no de Venezuela, sino de Israel. Sharon dio la orden de matar a Yassin a pesar de la oposición de dos de sus ministros. Y muchos israelíes --la mayoría-- celebraron la acción una vez divulgada, a pesar de que en los próximos días se esperan atentados suicidas que dejen tal vez cientos de víctimas inocentes.

Estados Unidos y la Unión Europea se pronunciaron tal cual en mi relato ficticio.

Ahora, le toca a usted escribir el final del relato. ¿Hay realmente justicia en la comuniudad internacional?

16 de marzo de 2004

Dedicado a la Misión Robinson

¡Mi gordita no quiere tratar política en su blog, y me parece muy bien! Pero me dijo que le encantaría dedicarle esto a la Misión Robinson.

digamos por ejemplo
que un viejo está aprendiendo el alfabeto
y clave en su memoria los diptongos
y las esdrújulas que son tan cómodas
porque llevan acento indiscutible
tiene rostro de cuáquero este viejo
pero el alma la tiene de resorte
y escribe llubia porque en su campito
nunca vio que lloviera con ve corta

tampoco eso es el imperialismo


Fragmento de "Teoría y Práctica"
Mario Benedetti

15 de marzo de 2004

Cambio de foto

Ya es hora de que los amigos de Reconocelos.com cambien mi foto.



Yo soy el segundo. Croac.

¡Me callaste, Zapatero!

El ganador de las elecciones generales españolas, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el lunes que su intención era retirar a los 1.300 soldados que España mantiene en Irak.

Zapatero declaró a una radio que no tomaría ninguna decisión hasta asumir el poder y sin antes realizar consultas a nivel político. "Pero las tropas españolas en Irak regresarán a casa," afirmó el político socialista en su primera entrevista con la radio Cadena SER tras su sorpresivo triunfo en los comicios del domingo.

De concretarse, el anuncio de Zapatero marcaría un cambio en la política exterior de España, que durante el gobierno de José María Aznar fue uno de los más fuertes aliados de Washington y uno de los principales partidarios de la guerra en Irak.

El nuevo líder español calificó la guerra y la posterior ocupación de Irak de un "desastre": "La guerra ha sido un desastre, la ocupación sigue siendo un desastre, sólo ha generado violencia," expresó.

Con respecto a la operación militar en Irak, Zapatero dijo: "lo que no puede ser es que no haya consecuencias, y ya ha habido una: el resultado electoral."

"La segunda va a ser que las tropas españolas se vendrán y que los Señores (George W.) Bush y (Tony) Blair tendrán que hacer la reflexión y la autocrítica. No se puede bombardear un pueblo por si acaso, no se puede organizar una guerra con mentiras," agregó.

¡Saqué 15!

Por cierto, no le he dicho esto a nadie, pero ando feliz desde el viernes porque pasé Sistemas Operativos con 15,26. Todo un reto considerando que esa es una materia bastante complicada y que en realidad son tres materias en una: teoría, práctica y laboratorio.

Y es una materia ridícula: me hacía parir 4 ó 5 días consecutivos para hacer un laboratorio o un proyecto que apenas valía 3% ó 4%, dejándome sólo una hora para estudiar para un examen que vale 15 por ciento (generalmente en el Metro, apretujado con otros 200 pasajeros en un vagón). Claro, los proyectos y los laboratorios son obligatorios. Y para colmo, mi preparadora era mi ex novia, así que tenía que portarme bien o sino...

horca

(Y que mi novia no se entere de que este semestre le dediqué más tiempo a mi ex que a ella, porque sino... ¡qué digo horca! Por fortuna, ella está demasiado pendiente de su excelente blog como para leer el mío, que sólo habla de política).

De todas formas no estoy demasiado feliz de haber pasado, porque este semestre vi sólo dos materias: esa y la pasantía. Al paso de dos materias por semestre, me graduaría en 4 años. Renuncié a InfoGuía para dedicar más tiempo a mis estudios, y eso es lo que pienso hacer. La meta es graduarme en menos de 2 años.

La reiteración causa destrucción

Algunas personas no entienden que, si quieres algo, y lo pides y lo pides, y lo sigues pidiendo un millón de veces, de todas las formas posibles, de pies y cabeza, con paz o con violencia, con amor o con odio, con originalidad o con monotonía, sólo vas a lograr algo: vas a polarizar la situación.

Y vas a lograr una de dos cosas: o logras lo que quieres y te impones de una forma absoluta, o logras exactamente lo contrario y eres aplastado.

Todo depende de la otra parte. Si la otra parte tiene dudas, tal vez se dejará convencer y caerá. O tal vez sus dudas se acrecienten ante la presión y se radicalice hacia el otro extremo.

Si, por el contrario, la otra parte está segura de lo que quiere, cederá a la polarización y también aplastará a su rival.

Y es que esto es válido en todo: desde el niño que le pide a su papá un juguete, desde el alumno que le pide a su maestro un cambio de evaluación, desde el muchacho que le ofrece amor eterno a una hermosa mujer --o el que le pide matrimonio--, o el empleado que le pide un aumento a su jefe.

Los duelos entre la derecha y la izquierda (o la centroizquierda, o el centro) que vemos en Venezuela y otros países del mundo también adolecen de esta situación... lo comencé a entender cuando vi a españoles forcejeando y enfrentarse hoy... ¡y creo que la cosa se pondrá similar en Estados Unidos a fines de este año!

Aznar, derechos y violencia

Aznar se va; ya es oficial.

El pueblo español, con 200 personas menos, se encargó de que su sucesor no diera continuidad a sus políticas. Pero da asco todo el uso político que primero el PP y luego el PSOE y los movimientos de izquierda le dieron a estos fallecidos.

Y aún cuando prefiero a Zapatero en el poder, su llegada allí no es garantía de que las cosas vayan a cambiar. Lo primero que anunció fue "hacer una guerra al terrorismo". ¿Guerra al terrorismo, con 1.300 soldados apoyando la invasión colonialista contra Irak? ¿Qué involucra el término "guerra al terrorismo" sino una carta blanca para reprimir y destruir a todo aquel que puedas etiquetar como agente del mal?

Lo único que me pregunto es: ¿qué hay detrás de todo esto? ¿Cuál será la verdad sobre Bush, Anzar, Bin Laden y Al-Qaeda? ¿Qué será lo que conocerán mis tataranietos en 200 años, cuando yo, y todos quienes me leen, seamos sólo un montón de huesos viejos carcomidos en una triste tumba de piedra y cemento?

¿Será verdad lo que pensamos los más liberales: que Al Qaeda es un producto de Bush y sus secuaces para justificar un nuevo colonialismo que beneficie a sus intereses comerciales? ¿Tendrán la razón los izquierdistas más moderados, que creen que Al Qaeda es un movimiento terrorista formado por una pila de locos, y que si bien no tienen nada que ver con Bush, sin embargo este se aprovecha de ellos y sus movimientos? ¿O será cierto lo que piensa la derecha: que unos musulmanes quieren quitarnos la libertad y la única forma de contrarrestarlos es utilizar una maquinaria bélica para exterminarlos?

¿Será que hay fuerzas más oscuras detrás de todo esto, que mueven todos sus hilos y nos "distraen" con el "terror" mientras ellos ejecutan movimientos muchos más audaces para lograr sus fines? Total, sus movimientos permanecerán desapercibidos ya que ellos son dueños de los medios de comunicación. Y lo que no muestran los medios sencillamente no forma parte de la historia.

Venezuela: "derechos" en "peligro"
Mientras tanto, este domingo Human Rights Watch arreció contra Venezuela. Hablan de muertos por el régimen, torturados con shocks eléctricos y desaparecidos politicos, y a diferencia de hace 20 ó 30 años (cuando todos los medios ignoraban como unos auténticos rufianes el llanto de esposas y madres que sí querían reportar a auténticos desaparecidos y torturados) hoy todos los medios están atentos las 24 horas, esperando cualquier indicio (sea verdadero o falso) que indique que sí hay torturados y muertos políticos.

Y si bien hay casos puntuales de agentes de la GN o de policías municipales que sí abusaron de su poder y deben ser castigados, nadie en su sano juicio podría intentar juzgar al gobierno por "violaciones masivas a los derechos humanos" que en realidad no existen.

Los orgasmos de violencia coartan nuestros derechos
Tengo amigos en Prados del Este que no pudieron moverse de sus casas durante los dos o tres días en los que la violencia de las protestas opositoras llegó al punto máximo de éxtasis... aquellos días cuando las hormonas de quienes participaban en los disturbios alcanzaban niveles más altos que los que ellos hubieran logrado en su mejor relación sexual.

El derecho al libre tránsito de mis amigos --un derecho humano--, su derecho al estudio y al trabajo --también muy humanos-- fueron cercenados. Y nadie salió a defenderlos.

Aquellas miles y miles (¿millones?) de personas molestas con los tranquistas no salían en los medios de comunicación, salvo en el canal del Estado. Como no hay ningún organismo que nos defienda de los medios, sino sólo organismos que defienden a los medios de los ataques del gobierno, entonces miles de personas quedaron sin libertad de expresión. Y es extraño, porque esas miles de personas sí podían pararse en medio de la calle y expresarse. Pero si gritas, y los oídos de la historia no recogen tu clamor... ¿eso no es lo mismo a no poder gritar?

Aún así, preocupa el silencio que hay en torno a las firmas y los reparos. Se suponía que el CNE tenía que ofrecer primero los resultados de los firmazos realizados contra los diputados opositores, pero quienes negocian a favor del gobierno ya dieron su brazo a torcer y dejaron que el CNE decidiera que es "más importante" el referendo presidencial.

Por lo menos ganamos una con la sentencia contra la Sala Electoral. Pero veremos qué ocurre ahora.

8 de marzo de 2004

El fin de una era

Fue Albert Einstein quien, a consecuencia de la teoría de la relatividad, llegó a la conclusión de que existen infinitos universos. Y a partir de la base científica, el humanista le aplicó su imaginación y su creatividad a las derivadas y las ecuaciones, y comenzó a imaginarse qué habría en ellos. ¿Será que en cada uno de esos trillones y trillones de universos hay variaciones de nuestro mundo, donde las decisiones que alguien tomó o dejó de tomar causaron cambios tan drásticos que afectaron la vida de cada uno de nosotros?

Es allí cuando el "¿qué hubiera pasado si...?" que cada uno de nosotros se ha preguntado alguna vez (yo me lo pregunto una vez al día, o por hora, o a veces más) toma sentido y fuerza. ¿Qué habría pasado si Bin Laden no hubiera sido llenado de odio por quienes lo entrenaron hace veinte años? ¿O si Chávez nunca hubiera dicho su inmortal "por ahora"? ¿Qué hubiera pasado si nunca le hubiera dicho a mi novia "te amo", o si Kennedy hubiera decidido lanzar sus misiles contra los comunistas? Desde lo más pequeño, que puede ser lo más grande, hasta lo más grande que al mismo tiempo es lo más insignificante... todo puede influir en nuestras vidas, y nuestras vidas a veces también pueden influir en el todo de los demás.

Hoy introduje mi renuncia al Grupo InfoGuía.net, la empresa donde he trabajado para bien o para mal desde noviembre de 1997. ¡Seis años! Desde hace tiempo, ¡tiempisimo! yo quería renunciar, pero muchas causas lo impedían. En su momento, era la necesidad por el cochino dinero. Más recientemente, alguien muy grande para mí me lo impedía. Ya ese alguien resolvió su situación, y la guarimba se quitó de mi autopista. Fue el momento oportuno para entregarle a mi jefe la carta que, en un lenguaje muy sencillo y agradecido, explicaba que trabajaría sólo un mes de preaviso, hasta que se inicie el nuevo semestre.

Hace un poco más de dos años, un gran amigo de la universidad, de nombre Carlos y quien tenía más o menos las mismas materias aprobadas que yo, tomó la misma decisión que yo tomé hoy y renunció al trabajo que tenía en aquel momento. Admiré su decisión, pero me negué a acompañarlo. Hoy está terminando su tesis y sólo a meses de graduarse. Yo aún estoy a dos años, en el mejor de los casos.

Creo que en alguno de los infinitos universos paralelos, un Luigino tomó la misma decisión que Carlos. Hoy tal vez sería un poco más pobre --no mucho, porque yo ni soy, ni quiero ser rico-- pero estaría a sólo meses de convertirse en un licenciado en Computación. Ese Luigino no hubiera conocido a Inita. Su vida tendría más estatus, pero estaría más vacía. O tal vez no; total, la vida da muchas vueltas.

Pero un título sólo es eso: un papel que alguien que no te conoce y nunca te ha visto en su vida firma y sella, certificando que tú estudiaste lo suficiente durante cinco largos años (en mi caso ya van seis) como para saber "mucho" sobre alguna profesión. Luego, vas a buscar trabajo y te dicen que eres un novato, un lechugino sin experiencia que tendrá que soportar los rigores de los que escalaron posiciones halando los mecates indicados, teniendo sexo con las personas correctas o --en el mejor caso, pero cada vez más difícil de hayar-- cumpliendo con los pasos de lo que algunos llaman "meritocracia".

¡Déjenme en paz, empresas del mundo! Mi forma de trabajar es distinta.