12 de diciembre de 2004

Esperando la censura de la Ley Resorte

Sigo esperando ver la ola de canales cerrados, los periódicos recogidos por efectivos de la Disip, las emisoras de radio con micrófonos destrozados luego de un allanamiento sorpresa, todo esto producto de la Ley Resorte.

Todas las cosas antes mencionadas las viví yo, y eso que apenas soy un mocoso de 27 años, que no vivió en gobiernos como el de Betancourt o el de Pérez Jiménez. Recuerdo cuando destrozaron al aire los micrófonos de una emisora de radio, si no me equivoco era YVKE, ello hace muy poquito tiempo, durante el Caracazo. Recuerdo como los efectivos de la Disip se paraban tempranito a recoger determinados números del periódico El Nacional o de las revistas Zeta o Bohemia sin que nadie pudiera hacer nada al respecto.

No habían marchas en aquellos días para defender a los medios de comunicación. En esos días la gente y los propios medios sí que le tenían miedo al gobierno. Los dueños de periódicos y televisoras eran comprados con pautas publicitarias o con otros beneficios, y los periodistas no eran nadie importante como para decir que había censura, pues eran meros asalariados que podíoan ser reemplazados con totoal facilidad --igual que ahora.

Hoy tampoco hay grandes marchas para defender a los medios, pero básicamente porque los opositores se ladillaron de marchar. Ya no creen en los líderes que tienen. Se cansaron de las mentiras de ellos y sus medios, aunque jamás lo reconocerán frente a sus amigos chavistas, a quienes le dirán que no salen a marchar porque le tienen miedo al "régimen" y a sus "círculos del terror".

Hoy, sigo esperando ver la fulana "autocensura" de los canales, pero sin éxito: sintonizo Globovisión y veo a la misma gente de siempre, diciendo el mismo gamelote repetitivo contra "El Tirano".

Y de los periódicos, ¿autocensura? Todo lo contrario, ¡están más alzados que nunca gracias a la visita de la gente de la SIP! ¿Será porque la Ley Resorte no se mete con los periódicos? Porque Patricia Poleo, la "excelente" periodista que esta semana publicó en El Nuevo País las fotos del cadáver calcinado de Danilo Anderson, asegura lo contrario. ¡Y todo lo que ella dice es verdad!

Todavía sigo esperando que los blogs oposicionistas se autocensuren también, porque según un amigo abogado opositor, la Ley Resorte tendrá alcance en Internet, por un extraño principio legal de esos que se escriben en latín. Sí señores, ya veremos a los blogs hablando bien de Chávez.

También estoy esperando a que las cadenas de Chávez se transmitan en HBO, Cinemax y Discovery Channel, como me decía otro amigo opositor en estos días, quien me aseguraba que la Ley Resorte obliga a que las cadenas se transmitan en todos los servicios de suscripción, incluyendo DirecTV, SuperCable, Intercable y sus primos.

Hoy, la oposición vuelve a rayarse ella solita, poniendo como uno de los principales luchadores contra la "censura de la Ley Resorte" al diputado Pedro Pablo Alcántara, a quien todos recuerdan como uno de los censores del diario El Nacional en los aciagos días de Carlos Andrés Pérez. ¡Por Dios! Con ochenta y pico de diputados que tienen en la AN sin incluir a los suplentes, ¿y vienen a poner a este loquito, con tan negro pasado?

¡Luego preguntan por qué los chavistas no confiamos en ustedes!
Publicar un comentario