17 de agosto de 2004

Mal ganador

Por allí me están acusando de ser un mal ganador por poner un post un poco soberbio anoche, en vez de reconocer humildemente la victoria y tender la mano a los perdedores. Pido disculpas por esta actitud.

El problema, hermanitos y hermanitas, es que es muy difícil ser "buen ganador" cuando, en las últimas 24 horas, sólo me he topado con oposicionistas que me han llamado a mí y a todos los chavistas con epítetos como "ladrón", "estafador", "asesino" y "maldito chavista". He tenido que hablar con personas que me han dicho cosas particularmente ofensivas, como "tú y ese montón de malandros asesinos que apoyan a tu Presidente" (pues resulta que, entre ese montón de "malandros asesinos" tengo a mis padres, a mi ex novia, a excelentes profesores universitarios y a muy buenos amigos y amigas que estoy seguro que son excelentes seres humanos. Aquel grupo de opositores que sienten odio e ira -que estoy seguro que no son todos- deberían reflexionar un poquito y sentarse a conversar amigablemente con nosotros).


Salvo los tres chavistas que dispararon ayer en Altamira, los ejemplos de violencia de ayer han venido de grupos minoritarios dentro de la oposición, luego de las guarimbas y trancas que realizaron ayer. La foto de arriba es de Reuters, y textualmente su "caption" dice: "Opositores del presidente venezolano Hugo Chávez lanzan piedras y botellas a carros que pasan con logos en apoyo del Presidente Chávez". Estaban atacando una caravana de bolivarianos a su paso por Altamira. ¿Buenos perdedores?

Por otro lado, Chávez hasta ordenó a la Guardia Nacional no intervenir cuando algunas de estas personas decidieron trancar la autopista del Este... cosa que en cualquier país del mundo, incluyendo en los admirados Estados Unidos de América, hubiera significado represión y cárcel inmediata para todos los involucrados, incluyendo aquellos que lanzaron piedras y destrozaron carros de chavistas que transitaban por la zona.

Así que sí, soy un mal ganador, pero reconozcan que estoy rodeado de muchos malos perdedores. Y si alguien quiere demostrar lo contrario, que use el botón de "Comentarios".
Publicar un comentario