11 de julio de 2004

Chávez desobedeció al CNE para denunciar plan "Consenso País"

El plan "Consenso País" que presentó la oposición el pasado viernes no disimuló en nada. No sólo Bautista Urbaneja, su presentador, dijo sin tapujos que privatizarían la industria eléctrica de llegar al poder, sino que la empresa privada sería quien se encargue de la exploración y explotación petrolera, entregando meras regalías a la Nación. Pdvsa se reducirá a una mera agencia de 18 mil cobradores: los despedidos de Pdvsa, que regresarán a sus puestos de trabajo a ser gerentes de nadie.

En RNV hicimos un trabajito sobre esto, basado íntegramente en lo que recogieron AFP, AP y Reuters. Eliminamos la paja propagandística de dichos artículos, y dejamos la realidad: reformas a la Ley de Hidrocarburos y Ley de Tierras, eliminar el decreto que otorgaba tierras del Estado a los campesinos, eliminar el voto militar, etc.

Los muy cobardes, además, planean eliminar los recursos que ELLOS están usando para intentar sacar a Chávez del poder, a saber: los artículos 333 y 350 de la Constitución, y los referendos revocatorios.

Chávez, en una movida agresiva, decidió denunciar esto hoy, en cadena nacional, e indicó que este domingo en su programa dominical daría más detalles sobre el plan "Consenso Pa' Bush" de la oposición.

Evidentemente esto se convirtió en una violación de las normas de publicidad y propaganda, que prohiben usar las cadenas para actos políticos, lo cual hizo que el rector del CNE, Jorge Rodríguez, emitiera un mensaje "regañando" a Chávez.

Pero la oposición ya quedó desenmascarada, y eso es lo que les duele: Chávez mostró al mundo la realidad de su plan de "consenso".

¿Dialogar o no dialogar?
Pensar que hace dos meses un amigo opositor de la UCV trataba de convencerme de que Chávez era malvado diciéndome que la Plataforma Deltana se la habían dado a empresas privadas... Dios mío, ¿qué pensará mi amigo de este plan consenso país? En realidad, no creo que le importa mucho. Total, él me dijo que no le interesaban los más de 10 mil muertos que dejó Pinochet y su larga dictadura en Chile, pues eso era "para salvar al mundo del comunismo".

Pero si comparamos la cantidad de muertos que ha dejado el comunismo cubano con los que han dejado las dictaduras chilenas, argentinas y con la cantidad de muertos que ha dejado la política intervencionista de EEUU alrededor del globo, la pregunta es: "¿Cómo hacemos para salvar al mundo del unipolarismo?"

Cosas como esas sólo lo alejan a uno más y más de querer escuchar a la oposición. Lo radicalizan a uno, y eso tampoco es bueno.

Pero luego de estar por casi 4 horas escuchando a un opositor decir cosas como esas, uno termina pensando: "¿para qué pierdo mi tiempo?" Total, esas 4 horas pude dedicarlas a vivir, a ver un atardecer, a mirar las muchachas lindas de Chacao, a leer uno de los 50 libros que tengo pendientes en mi biblioteca --muchos de ellos prestados--. A limpiar mis zapatos, a parchear mi blujean, a maquinar cómo saludar a una linda chiquilla que nadie me presenta, a hacer un cable para conectar mi radio a la computadora, a terminar un proyecto de ATI o de Cálculo Científico, a comerme un perrocaliente con salchicha "alemana" hecha en Maracay...

Pero la realidad es que uno no puede aislarse de las opiniones de los demás. Hay que seguir escuchando, a pesar de que ellos no lo escuchan a uno.
Publicar un comentario