15 de marzo de 2004

¡Me callaste, Zapatero!

El ganador de las elecciones generales españolas, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el lunes que su intención era retirar a los 1.300 soldados que España mantiene en Irak.

Zapatero declaró a una radio que no tomaría ninguna decisión hasta asumir el poder y sin antes realizar consultas a nivel político. "Pero las tropas españolas en Irak regresarán a casa," afirmó el político socialista en su primera entrevista con la radio Cadena SER tras su sorpresivo triunfo en los comicios del domingo.

De concretarse, el anuncio de Zapatero marcaría un cambio en la política exterior de España, que durante el gobierno de José María Aznar fue uno de los más fuertes aliados de Washington y uno de los principales partidarios de la guerra en Irak.

El nuevo líder español calificó la guerra y la posterior ocupación de Irak de un "desastre": "La guerra ha sido un desastre, la ocupación sigue siendo un desastre, sólo ha generado violencia," expresó.

Con respecto a la operación militar en Irak, Zapatero dijo: "lo que no puede ser es que no haya consecuencias, y ya ha habido una: el resultado electoral."

"La segunda va a ser que las tropas españolas se vendrán y que los Señores (George W.) Bush y (Tony) Blair tendrán que hacer la reflexión y la autocrítica. No se puede bombardear un pueblo por si acaso, no se puede organizar una guerra con mentiras," agregó.
Publicar un comentario